46 Jobs | 974661 Resumes

Intern Nation

En febrero, el partido conservador del Reino Unido celebró su gala  anual “Black and White”. Consiste en un evento privado en el que subastan una serie de prácticas laborales en empresas de gran prestigio. Los afiliados a este partido político puede conseguirle a sus hijos un par de semanas de experiencia laboral en bancos, revistas y empresas de relaciones públicas por un precio cercano a los £4,000.

Ross Perlin ha escrito recientemente un libro titulado “Intern Nation” (Nación becaria), en el que explica: “En la mayoría del mundo desarrollado, existe una presión que obliga a la juventud a realizar prácticas de trabajo”. Las prácticas de trabajo se han expandido a todos los sectores de todos los países, y ya no son exclusivas al sector de la medicina, como antiguamente.

Perlin visitó Disney World, Florida, donde hace treinta años y debido a la escasez de trabajadores, Disney contactó a varias universidades americanas con el objetivo de que les cediesen estudiantes para trabajar en sus instalaciones a modo temporal. Las universidades apoyaron la iniciativa y, hasta la fecha, unos 8,000 estudiantes trabajan durante siete meses al año como personajes animados, camareros o conductores de atracciones.

Disney paga a los estudiantes el salario mínimo y ofrece alojamiento cuya renta se descuenta de su propio salario. Los empleados trabajan a tiempo completo, “sin vacaciones, sin baja por enfermedad, sin sistema de tramite de quejas y sin protección por acoso o trato degradante”.

Los estudiantes viven en residencias, compartiendo habitaciones, y sometidos regularmente a inspecciones de seguridad.  De esta forma, Disney ha conseguido crear una plantilla laboral permanente de bajo coste. Disney es conocida por ser una empresa dura e inflexible, pero Perlin comenta que hay otros casos recientes de abuso de becarios en Oregon, en una compañía de paneles solares, una granja orgánica y una firma de diseñadores.

The American Cancer Society (Sociedad Americana de Cáncer) ofrece cada año docenas de prácticas no remuneradas, pero sin embargo paga a su director ejecutivo un salario de $1.2 millones al año. Además, muchos partidos políticos, bufetes de abogados, medios de comunicación, entre muchos otros, explotan con prácticas no remuneradas a jóvenes licenciados.

Jonh Stossel, un conocido locutor de derechas Americano, nos cuenta: “He trabajado con becarios toda durante mi carrera. Ellos son los que han realizado la mayoría del proceso de investigación que he necesitado para mis libros y otros proyectos, que me han valido para ganar premios Emmy. Siempre le he pedido a mis jefes que pagaran a los becarios por su ayuda, pero estos se reían de mi diciendo; ‘Te crees que el dinero cae de los árboles?’”

Perlin ha descubierto que el fenómeno de las prácticas laborales es un síntoma de los grandes cambios que ha sufrido el mundo empresarial y el cambio de mentalidad del trabajador de clase media. Los jóvenes trabajadores se ven a sí mismos como marcas que necesitan inversión, y consideran productivo intercambiar horas trabajo voluntario por experiencia laboral.

Debido a la situación económica actual, la compañías intentan minimizar costos y reducir salarios a toda costa. Además, Internet ha creado un situación en la que la gente se espera conseguir todo sin dar nada a cambio y por eso se espera que los licenciados trabajen de manera gratuita.

Hace cincuenta años, “casi nadie  trabajaba gratuitamente  en las empresas americanas” dice Pelin. Sin embargo, sí existían practicas pagadas y programas de formación. Estos programas solían ser duros y exigentes, pero al menos no estaban exclusivamente destinados a hijos de ricos o gente con buenos contactos.

El sistema de prácticas laborales comenzó a finales del siglo 19 en el sector sanitario, cuando los aspirantes a médico eran internados en un hospital durante un año. Esta práctica se expandió a la burocracia Americana en los años 30 y al sector privado en los años 50 y 60.

Perlin admite que las prácticas laborales pueden ser muy útiles. “Aunque este fenómeno tiene su parte oscura, también ayuda a los jóvenes licenciados a encontrar trabajo en el futuro, ya que demuestra que el candidato tiene interés, ambición y esta acostumbrado a la cultura empresarial. Las prácticas suponen un beneficio tanto para el becario como para la empresa”. La manera de trabajar evoluciona muy rápidamente, y quizás lo que la economía necesite es un ejercito de jóvenes trabajadores con conocimientos tecnológicos que siempre esté alerta y de guardia.

Pero existen muchos puntos negativos. La explotación, el aburrimiento  y el cinismo son comunes a muchas prácticas de trabajo, y en su libro, Perlin entrevista a un gran numero de veinteañeros y descubre que muchos estaban endeudados con la universidad, aun no recibían ningún tipo de salario, no tenían una trayectoria profesional definida, y aun vivían con sus padres. Además, el reciente aumento de la tasa de desempleo de jóvenes trabajadores crea un panorama aun mas desolador.

La expansión del fenómeno de las prácticas laborales excluye de ciertas profesiones a aquellos que no se pueden permitir trabajar si recibir salario, y la estructura empresarial de algunos sectores, como el del periodismo, se ha reducido.

Perlin dice que el al sistema de prácticas del Reino Unido está aproximadamente cinco años atrasado con respecto al de Estados Unidos. Un encuesta reciente realizada por YouGov, descubrió que un quinto de las empresas Británicas organizan prácticas con el objetivo de conseguir mano de obra barata. Este fenómeno puede convertirse en una burbuja que acabe explotando, ya que las prácticas laborales tienen, cada vez, menos impacto en el currículum. Pero lo que parece mas probable es que el trabajo no remunerado se convierta en una herramienta fundamental para que los jóvenes licenciados puedan abriré paso en el, cada vez mas competitivo, mercado laboral.

Nigel Phillips

Leave a comment:

©2021 ExecutiveSurf | +44 2077291837 | Registered in England no. 1111 7389 - VAT. GB 291 0514 23